MANEJOS PREVENTIVOS

Descripción: como la palabra lo dice, es un manejo que debe de realizarse antes de tener alguna enfermedad declarada en el hato.

 

Como seleccionar un manejo preventivo: es muy significativo el no definir el manejo para un hato hasta no saber la problemática del mismo y de la zona en donde esta ubicada. Así  como la sintomatología que se pudiera presentar al momento de la decisión del mismo manejo, tomando en cuenta el estado reproductivo y los resultados que deseamos obtener del mismo.

 

Frecuencia del manejo: es elemental, ya que estamos acostumbrados a realizar un manejo o dos máximos al año, pero en realidad la frecuencia nos la va a determinar la incidencia que pudiera haber de cierta enfermedad o cierto parasito.  Y esto solo lo vamos a saber haciendo chequeos rutinarios.

 

Fechas de manejo: Lo mas trascendental en hatos donde no se han realizado manejos estandarizados es empezar con un calendario de manejos no importando si hace frió o calor, si esta preñado el hato, lactando o vació, pero es importante que un hato llegue a la monta y al parto sano, así como las hembras de reemplazo.

 

Objetivos: estos pueden variar de acuerdo a la inspección inicial del hato, pero lo más comunes son:

1)  Condición física del hato (bajo aprovechamiento del alimento concentrado o agostadero).

 

2)     Baja fertilidad.

 

3)     Abortos (o falta de días al nacimiento).

 

4)     Cabrito lacio (producido al tercer día de nacido).

 

5)     Bajo peso al nacimiento y/o mucha diferencia de peso en cuates.

 

6)     Diarreas, etc.

  

Resultados: para obtener éxito en los resultado, es necesario seguir estos puntos así como realizar un manejo completo el cual proteja todas las enfermedades y parásitos que se pudieran presentar por ejemplo, si tenemos un problema de septicemia y parasitosis interna e externa y se vacuna y desparasita, pero no se baña entonces el resultado es pobre.

COPYRIGHT (C) 2005-2006, COTIA. Todos los Derechos Reservados.

cotia.com.mx www.cotia.com.mx